SamboldAna-106LoRes

EL ARTE DE LA MEDIACIÓN: ¿QUÉ TIENEN EN COMÚN DAVINCI Y EL EXPERTO MEDIADOR?

EL ARTE DE LA MEDIACIÓN:
¿QUÉ TIENEN EN COMÚN DAVINCI Y EL EXPERTO MEDIADOR? Por Ana Sambold

Leonardo di ser Piero da Davinci, más comúnmente conocido como Davinci no sólo fue uno de las más famosos pintores de todos los tiempos. También fue un brillante filósofo, matemático, escultor, arquitecto, músico, científico, ingeniero, geólogo, escritor, historiador, poeta, cartógrafo, e inventor. Davinci fue el típico ejemplo del “Hombre del Renacimiento” o el “Genio Universal”.

Él fue un hombre de increíbles talentos que demostró una infinita gracia en todo lo que hizo y quien cultivó su mente tan brillantemente que todos los problemas que estudió los resolvió con facilidad. ¿Cuál fue su secreto?

Entre las múltiples cualidades que hacen el trabajo de Davinci único y extraordinario están su insaciable curiosidad, su imaginación febril e inventiva, y las innovadoras técnicas que utilizó para representar todo lo que aprendía de sus continuas y detalladas observaciones del mundo. Davinci condujo innumerables investigaciones no solo sobre anatomía, sino

también sobre la manera en la que los humanos registran emociones en expresiones y gestos. Por ejemplo, en su más famosa pintura, La Mona Lisa o “La Gioconda”, Davinci ingeniosamente ilustra una mujer sonriendo elusivamente. La fama de este portarretrato, que podría decirse es la más famosa pintura en el mundo, se basa no sólo en la perfecta simetría y el equilibrio de la obra, sino cómo Davinci fue capaz de adoptar sus observaciones y transformarlas en obras maestras.

De la misma manera, un Experto

Mediador es una persona de muchos talentos y de mente abierta. De una manera habilidosa dirige, adiestra y se comunica. Él siempre está alerta y presta atención a cada detalle. Ella lee expresiones faciales, gestos,

señales y palabras que no se han dicho. Él aprende de sus observaciones para adaptarse apropiadamente a las circunstancias. Ella está preparada para lo inesperado, y se adapta a todo. Él entiende que no hay una sola manera de mediar. Ella está consciente que su desempeño necesita estar evolucionando dependiendo del tipo de caso, los hechos, las necesidades y las personalidades involucradas. La dinámica del proceso determinará si necesita ser más facilitador, transformativo, evaluativo, o quizás una combinación de cada uno. Ella ingeniosamente mantiene viva la conversación. Él debe ser creativo e ingenioso para llegar a una satisfactoria resolución. Después de todo, la mediación es todo un arte y el mediador un pintor.