Christophe Imhoos copy

Entrevista-Christophe Imhoos

Christophe Imhoos:

  1. ¿Qué requisitos cree que tiene el buen mediador?

 

Cualquier mediador debería estar acreditado y haber finalizado un curso de capacitación sobre mediación general de al menos 200 horas, incluyendo tanto la teoría (los principios elementales en la comunicación, el conflicto, la psicología y la ley) como la práctica (juegos de rol y análisis de prácticas). Más generalmente, todo mediador debería desarrollar cualidades humanas como la empatía, la escucha neutra, la imparcialidad, y ante todo, la facultad de adoptar enfoques basados prioritariamente en la relación y en las interacciones personales privilegiando ante todo al individuo por encima de los hechos.

 

  1. ¿Qué formación considera más adecuada para ser un buen mediador?

 

Como mencioné anteriormente, una formación reconocida y acreditada por la asociación profesional de mediadores y que combine la teoría y la práctica, centrándose especialmente en cualidades humanas (como comportarse con neutralidad en medio de un conflicto o evitarlo, en lugar de estar orientado exclusivamente hacia las soluciones).

  1. ¿Qué medidas legislativas serían necesarias para fomentar efectivamente la mediación en general y la mediación empresarial en particular?

No estoy seguro de que promover la mediación a través de medidas legislativas sea eficaz. Siendo un proceso voluntario, la mediación no puede ser impuesta por la ley.

Sin embargo, una vez contemplada por la ley (por ejemplo, en el Código de Procedimiento Civil, en Suiza) como método preventivo o de resolución de conflictos alternativo a los tribunales, se podría plantear que los jueces facilitaran de forma obligatoria información sobre esta opción tanto en materia civil como mercantil.

 

  1. ¿Qué beneficios aporta resolver una controversia mediante la mediación en lugar de a través de los tribunales o del arbitraje?

Las ventajas de recurrir a la mediación en lugar del arbitraje o litigio son esencialmente económicas.

El proceso judicial implica no sólo importantes gastos financieros (honorarios de abogados y tasas judiciales) que incluso en caso de victoria generalmente no se recuperan en su totalidad ; sino ante todo mayores “costes personales” (desde estrés, falta de energía, ansiedad, etc a enfermedad física) y distintas consecuencias inherentes a la cuestión (por ejemplo, en litigios comerciales, la pérdida de oportunidades, la falta de confidencialidad).

Por otra parte, la mediación permite mantener la relación y mejorarla para el futuro cuando ello es preferible o inevitable (continuidad de relación profesional, comercial o familiar).

 

  1. ¿Qué es lo más complicado en una mediación? 

La mediación es un cambio de paradigma: En la mayoría de las culturas se acostumbra a resolver conflictos mediante procedimientos acusatorios y enfrentamiento, muy a menudo buscando mutuamente culpables, o por vía contenciosa ; por lo tanto, es generalmente difícil para quienes participan en una mediación adoptar un comportamiento fundamentalmente diferente, basado en la colaboración y la actitud imparcial. Lo observo profesionalmente a diario tratándose de temas comerciales, familiares o de conflictos en el lugar de trabajo.

  1. ¿En qué debe fijarse cualquier ciudadano o empresa para elegir a un buen mediador?

Ante todo, conviene comprobar que el mediador seleccionado ha adquirido y desarrollado competencias sólidas y práctica considerable en la mediación en el ámbito considerado (lo cual a veces no es fácil de determinar).

En el caso de empresas, el futuro mediador debe ser entrevistado personalmente sobre su estilo (enfoque evaluativo o no, transformativo o narrativo, método de resolución de conflictos, etc.) con el fin de poder elegir al profesional más apropiado a las circunstancias.

  1. ¿Cree que la mediación es una institución ya implantada en nuestro país o bien piensa no ha sido del todo aceptada por los ciudadanos?

La mediación está sujeta a algunas reticencias por las razones descritas anteriormente : especialmente las dificultades de lograr un cambio de paradigma inherente a este método de resolución y prevención de conflictos.

Existen varias barreras a la implantación de la mediación como el temor de los actores del conflicto a afrontarlo directamente o el miedo de los jueces y abogados a verse despojados de sus funciones pero también hay desconfianza y malentendidos sobre el objetivo y los métodos utilizados.

  1. ¿Cuál cree que es el futuro de la mediación en Europa como forma de resolución extrajudicial de conflictos?

La mediación en Europa ha sido objeto de una Directiva que se ha implementado con cierto éxito según los países. Personalmente, a pesar del progreso significativo que se ha realizado, diría que sólo estamos a mitad de camino de lograr el reconocimiento.

La mediación no es la panacea, no obstante, para garantizar su desarrollo, es esencial que se proporcione información objetiva a través de talleres de sensibilización y capacitación para abogados y no abogados a través de instructores certificados, experimentados y calificados.

  1. ¿Qué consejos daría a quien piensa en la mediación como futuro profesional?

Yo recomendaría a los aspirantes a la profesión ser pacientes y perseverantes en cuanto a sus expectativas sin resultado garantizado.

En cualquier caso, y por las razones expresadas anteriormente, la mediación no puede ser considerada actualmente una profesión económicamente viable.

  1. ¿Qué opina sobre la mediación on-line? ¿para qué tipo de conflictos será más útil?

No estoy a favor de la mediación online porqué, en mi opinión, la mediación se basa en la comunicación y el intercambio directo.

En la mayoría de los casos este tipo de mediación se utiliza para pequeñas reclamaciones y litigios de los consumidores, situaciones en las que suele ser adecuada.

  1. ¿En qué consiste la labor de un mediador internacional?

Mi trabajo como mediador internacional está más orientado hacia la promoción (y la docencia) en lugar de practicar la mediación como tal, teniendo en cuenta el escaso interés en ella por parte de los empresarios que, en asuntos comerciales (internacionales), prefieren el arbitraje.

  1. ¿Qué hace exactamente un mediador familiar?

El mediador familiar interviene en asuntos tan diversos como conflictos generacionales, herencias o, más frecuentemente, rupturas, situación que tomaré como ejemplo.

Hablando de mi propia práctica, generalmente inicio una mediación por una sesión individual de una hora con cada cónyuge. Ello permite establecer la comunicación y comprobar la adecuación del proceso a la necesidad de la persona y, lo que es igualmente importante, determinar que requisitos, si los hay, le permitirían sentirse cómodo en la sesión común.

Durante las sesiones conjuntas, trabajamos sobre las necesidades y los intereses de ambos cónyuges. El objetivo suele ser llegar a un acuerdo de separación y divorcio.

Siempre tomo el tiempo para ventilar las emociones que están presentes. También trabajo sobre presupuestos que pido a cada cónyuge que prepare en casa. Es un punto muy importante, no sólo porqué esto les hace ser conscientes de las consecuencias financieras de la desunión, sino que les permite expresar sus preocupaciones y temores en este sentido.

 

  1. ¿En qué consiste la mediación penal? ¿Y la civil y mercantil? 

 

En Suiza, la mediación penal se aplica exclusivamente en el caso de delitos realizados por menores. Se utiliza frecuentemente en el cantón de Ginebra : por ejemplo, el Tribunal de Menores solicita regularmente a mediadores certificados para que determinen si un acuerdo extrajudicial es posible. La tasa de éxito es casi del 80%.

La mediación civil, por el contrario, no es realmente privilegiada por los tribunales de Suiza.

La mediación está muy desarrollada en temas de familia y conflictos laborales, pero sobre una base convencional, mientras que la mediación comercial, – a pesar de los esfuerzos realizados por las Cámaras de Comercio locales, que promulgó, como para el arbitraje las “normas suizas sobre la mediación comercial”- realmente no ha atraído a gente de negocios.

  1. ¿Cuál cree usted que es la clave para que la mediación se convierta en una forma de resolución extrajudicial de conflictos habitual en el ámbito internacional y en el ámbito empresarial? 

La divulgación de información sobre el proceso de mediación y su planteamiento como alternativa pueden permitir, al crear mejor comprensión y confianza en el método, que los usuarios potenciales recurran más a ella. Deberían emprenderse esfuerzos a estos dos niveles con el fin de lograr un cambio de paradigma. Los empresarios y los abogados deberían tener en cuenta más a menudo que la mediación no excluye el arbitraje y viceversa. Son complementarias.

  1. ¿Cree usted que la mediación puede servir para resolver el problema de atasco generalizado de la justicia en nuestro país?

Opino que la mediación podría contribuir a mejorar la situación de la justicia también en España a condición de hacer esfuerzos para promoverla como método eficaz y económico de resolución de conflictos.

Si, como en cualquier otro país, los tribunales suizos están sobrecargados, el nivel de confianza en el sistema judicial suizo es bastante alto, por lo que la necesidad de recurrir a la mediación no es aparente. Además, el poder judicial, en el reciente Código Federal de Procedimientos Civiles, ha redefinido la conciliación -sistema generalmente preferido- a fin de lograr eficiencia, debilitando así el proceso de mediación, cuyos principios están también incluidos en el código.

 

Finalmente, describa la labor de la organización con la que usted colabora en el campo de la mediación.

 

Con dos socios con larga práctica en el campo de la mediación familiar y laboral, hemos establecido una colaboración profesional bajo el nombre de Esprit d’entente (literalmente “espíritu de cooperación“). Nos ocupamos a diario de conflictos civiles, familiares o comerciales ya sea como mediadores, consejeros, expertos externos, o a veces coachs. Dedicamos también parte de nuestro tiempo a la docencia impartiendo cursos homologados de capacitación y práctica en mediación o bien cursos de sensibilización y prevención de conflictos destinados a directores de empresa e incluso particulares. Finalmente, nos esforzamos en promover los métodos alternativos de resolución de conflictos.

 

This post is also available in: Inglés

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Leave a Reply