BeaTRIZ PIC 2  prof

Interview-Beatriz R. DelaFlor

Beatriz De La Flor 

 

  1. ¿Qué requisitos cree que tiene el buen mediador?

Debe ser una persona íntegra, neutral, con gran capacidad de escucha, con sentido de la ecuanimidad, con altas dotes sociales, buen gestor de personas y de grupos, con un alto equilibrio emocional, conocedor del contexto en el que se ha generado el conflicto y con una solida preparación en resolución de conflictos, técnicas de escucha, de gestión emocional y herramientas de mediación.

 

  1. ¿Qué formación considera más adecuada para ser un buen mediador?

La formación que propongo en mi programa formativo: Formación en Psicología de Conflictos, Gestión Emocional, Técnicas de Comunicación, Herramientas de Mediación, Proceso de Mediación, Negociación, Normativa Legal del Sector o Ámbito de especialización, Practicas en casos reales del ámbito de aplicación. Y formación continúa

 

 

  1. ¿Qué medidas legislativas serían necesarias para fomentar efectivamente la mediación en general y la mediación empresarial en particular?

Creo que aunque hay cierta polémica sobre la medida a la que voy a hacer referencia, es fundamental para que la mediación sea considerada por el ciudadano, usuario o cliente, la medida a la que me refiero es la sesión informativa obligatoria para iniciar cualquier proceso judicial, ya sea en servicios intra-judiciales, como en cualquier Institución de Mediación inscrita en el Registro Oficial del Ministerio de Justicia, o por cualquier Mediador inscrito en dicho registro. Sería una medida preventiva que funcionaria en España, además de penalizar a los abogados que no hayan informado a las partes de su derecho a ser informados sobre los métodos de resolución alternativa de conflictos.

 

 

  1. ¿Qué beneficios aporta resolver una controversia mediante la mediación en lugar de a través de los tribunales o del arbitraje?

En el caso de los conflictos derivados de los procesos constructivos, nos encontramos con que en España no existen cortes técnicas especializadas en este tipo de casos, por lo que se hace difícil para un juez entender el objeto de la disputa, al ser esta de carácter tecnico. Por ello la herramienta que se utiliza en los tribunales es la de solicitar un informe tecnico pericial judicial, para poder entender por que las periciales de cada parte solo perciben la culpa en las acciones de la otra parte y no elaboran periciales de parte en las que se trate el tema de forma aséptica e imparcial. Por esta razón finalmente los jueces generalmente dictan sentencia acorde con lo reflejado en la pericial judicial que puede ser acertada o no y que puede satisfacer a la parte demandante o no, o que puede no satisfacer a ninguna pues lo determinado no sea lo mas adecuado para resolver la controversia que ha generado la demanda.

Por ello en el ámbito constructivo proponemos la mediación para que las partes si necesitan una pericial imparcial la elaboren dentro del proceso, comenten con el perito las circunstancias del caso, soliciten catas o pruebas técnicas donde ambas partes estimen oportuno y finalmente obtengan un informe que les “ayude a resolver la disputa” en vez de que les separe cada vez mas de posibles soluciones comunes al conflicto.

Respecto al arbitraje entendemos que emplea unos métodos de resolución parecidos a la via judicial y los laudos tampoco satisfacen a las partes, por lo que pensamos que la mediación puede ser la alternativa

 

  1. ¿Qué es lo más complicado en una mediación?

Actualmente en España lo mas complicado es contrarrestar los pensamientos litigiosos de las partes. Desgraciadamente la sociedad española piensa de forma litigiosa, no se plantea que la otra parte pueda tener alguna legitimación en sus reclamaciones, ni que sus pretensiones puedan estar fundamentadas. En general las relaciones se deterioran mucho, los conflictos escalan de una manera exagerada por falta de comunicación entre las partes o por dejadez a la hora de firmar acuerdos previos o acuerdos para formalizar relaciones, por ello las relaciones se deterioran con mucha facilidad y las partes no son capaces de manejar sus conflictos, por lo que finalmente optan por el camino fácil (que no rápido) que es la demanda, en el que delegan la resolución de sus conflictos primero en sus abogados y después en la justicia. Por todo ello está resultando muy costosa la implantación de la mediación en nuestros ordenes sociales, ya que hay que hacer un cambio social muy importante.

 

 

 

  1. ¿En qué debe fijarse cualquier ciudadano o empresa para elegir a un buen mediador?

Debe fijarse en lo que se fijaría para seleccionar cualquier otro profesional, que sea un mediador bien formado que tenga una trayectoria profesional solvente, que pertenezca a una Institución que le aporte confianza y que finalmente (aunque en España no es posible de momento) que tenga su actividad certificada profesionalmente. En todo caso que sea un profesional que le de confianza.

 

 

  1. ¿Cree que la mediación es una institución ya implantada en nuestro país o bien piensa no ha sido del todo aceptada por los ciudadanos?

La mediación todavía no es una institución implantada en España. Podríamos decir que en ciertas áreas de especialización como es la mediación familiar, mediación penal y mediación escolar, su implantación es mas solida, pues los programas de mediación familiar actualmente se realizan en aproximadamente 800 juzgados de toda España según datos del CGPJ, un progreso considerable desde 1994 en el que solo había un juzgado que hacia derivaciones a mediación. Por lo que en doce años hemos conseguido grandes avances en materia de mediación, el problema es la viabilidad y sostenimiento de los citados servicios, pues en la mayoría de los casos están soportados por la actuación privada de asociaciones sin ánimo de lucro, lo que los hace sumamente vulnerables a la hora de facilitar los servicios sin retribución.

Por otra parte la mediación en el ámbito privado o extrajudicial es una total desconocida, la ciudadanía desconoce que puede acercarse a mediación para resolver sus desavenencias profesionales, empresariales, en sucesiones, en temas sanitarios, deportivos, vecinales, o en cualquier otra área en la que el conflicto se haya desarrollado.

Los ciudadanos huyen del conflicto y prefieren la judicialización de los mismos pues como decíamos antes, en una huida en la que no asumen responsabilidad y delegan su resolución en otros. La sociedad Española no tiene el grado de madurez necesaria para acoger la mediación como debería ser lógico dada sus ventajas y todo ello es porque la mediación pide a las partes, compromiso, responsabilidad y trabajo en equipo, ingredientes que son deficitarios de nuestra sociedad en general. No es problema del método sino del usuario. Independientemente de que es necesaria una fuerte campaña de divulgación.

 

 

 

 

  1. ¿Cuál cree que es el futuro de la mediación en España como forma de resolución extrajudicial de conflictos?

El futuro de la mediación en España, pese a lo expuesto anteriormente en bastante halagüeño. Como decíamos la mediación está diseñada para una sociedad madura, y la falta de empatía social, competencias colaborativas y reconocimiento de responsabilidades reflejan que esta madurez no ha llegado a todos los ámbitos sociales. Pero si que existen ciertos ámbito de la sociedad que si que han madurado de forma excepcional y si que están preparados para acometer procesos de mediación y este es el área donde debemos centrar nuestros esfuerzos para que la mediación se convierta en una realidad palpable y una posibilidad viable. Una vez que la sociedad se haga dueña de la herramienta, su progreso será constante y continuo y estamos a las puertas de que esto ocurra, solo hay que seguir trabajando sin descanso.

 

 

  1. ¿Qué consejos daría a quien piensa en la mediación como futuro profesional?

 

Le aconsejaría que se forme de manera excepcional, eligiendo un curso que garantice una calidad formativa muy alta. Lamentablemente desde que el RD980/2013 marco las pautas formativas, los cursos que se imparten sobre mediación son cada día de menos calidad, ofreciendo la mayoría de su contenido de forma online y el periodo de prácticas impartido por mediadores que nunca han mediado.

La calidad de la formación pasaría por que existieran organismos certificadores de la calidad del contenido de las clases y de la cualificación de sus docentes, lo que nos lleva en segundo lugar a considerar que dichos organismos certificadores también debería extender su labor hacia certificación de los profesionales que se dedican ya no solo a la docencia sino a su actividad profesional.

Actualmente se han generado numerosas Instituciones de Mediación vinculadas a diferentes colegios profesionales y dichas instituciones deberían considerar entre sus labores el concepto de certificación profesional. Personalmente en la Institución de Mediación que yo coordino hemos implantado un sistema de garantías de calidad de nuestros mediadores que se intenta aproximar al máximo a una certificación profesional.

Por lo que recomiendo inicialmente una buena formación en mediación, especialmente seleccionada en el ámbito profesional en el que la mediación se va a desarrollar, posteriormente continuar con formación continua para estar siempre al día de nuevas técnicas y de la evolución de la mediación en todos los ámbitos sociales. Por último si realmente la persona que quiere desarrollar esta nueva profesión está muy comprometida con el camino que la mediación le ofrece, debe tomar su decisión de forma seria y poner todos los medios a su alcance para desarrollarse profesionalmente en este ámbito que no deja de ser idéntico a cualquier otra profesión, hay que buscar clientes y generar negocio, no hay ningún truco ni ninguna diferencia con cualquier otra profesión, pero debe ser un profesional excelente, pues el resto de los mediadores dependemos de que la mediación no sea menospreciada nada mas nacer.

 

 

  1. ¿Qué opina sobre la mediación on line? ¿para qué tipo de conflictos será más útil?
  2. ¿En qué consiste la labor de un mediador internacional?
  3. ¿Qué hace exactamente un mediador familiar?

 

 

  1. ¿En qué consiste la mediación penal? ¿Y la civil y mercantil?

La mediación Civil y Mercantil, engloba toda la mediación menos la mediación penal, pues está vinculada al derecho Civil y Mercantil, si de lo que realmente se quiere hablar es de Mediación Empresarial, que no es exclusivamente mercantil, pues si que hay ámbitos de la mediación empresarial que abarcan el derecho civil, entonces podemos hablar de la mediación que se hace en el contexto empresarial, ya sea mediación intra-societarios dentro de la empresa o mediación con terceros. (Tengo un artículo escrito sobre el tema por si les interesa tratar el tema más profundamente)

 

 

  1. ¿Cuál cree usted que es la clave para que la mediación se convierta en una forma de resolución extrajudicial de conflictos habitual en el ámbito internacional y en el ámbito empresarial?

Si, por supuesto que creo que la mediación se puede convertir en el método habitual para resolver conflictos en el área empresarial, ya sea a nivel nacional o internacional. Ahora como nunca antes las empresas generan cada vez mas relaciones contractuales a nivel internacional y con la diversidad de sistemas de regulación legal, la mediación, como antes el arbitraje se hace imprescindible para resolver los conflictos internacionales.

Igualmente las relaciones contractuales de las empresas a nivel local se pueden resolver de forma temprana recurriendo a la mediación y evitando el deterioro de las relaciones comerciales y el estancamiento de los procesos productivos empresariales.

 

 

  1. ¿Cree usted que la mediación puede servir para resolver el problema de atasco generalizado de la justicia en nuestro país?

 

Sí, claro que creo que la mediación puede resolver gran parte del “atasco” de la justicia en España. Los procesos judiciales son cada día mas numerosos hay juzgados que llevan un retraso de dos años para poner fecha a los procesos que les llegan, los casos que llegan la mayoría de las veces no superan en reclamación la cuantía que supone poner la maquinaria judicial en marcha, sin incluir, costes de abogados y procuradores de parte.

Lo que refleja que la sociedad como decía anteriormente no está capacitada para resolver los conflictos cotidianos y el aparato judicial no está diseñado para solventar la demanda a la que se le somete, por ser esta en su mayoría de pequeña cuantía, y referida a dispuesta de carácter personal, mas que de carácter ilegal (aunque se justifiquen ilegalidades para preparar la demanda)

La mediación puede además de ayudar sacar a la luz la falta de madurez social a la hora de resolver conflictos personales.

 

 

Finalmente, describa, en no más de cinco líneas, la labor de la organización con la que usted colaborar en el campo de la mediación.

 

Soy la Directora General del Despacho de Mediación BDR&Med, realizamos labores de mediación empresarial en distintos ámbitos, apoyada por diferentes compañeros mediadores que cubren varias especialidades: Mediación Empresarial, Mediación en Construcción, Mediación en PI, Mediación en Seguros de RC, Mediación en Sucesiones, Mediación Concursal y Mediación Organizacional.

Por otra parte soy la Coordinadora del Centro de Mediación de la Construcción del COAATMadrid

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Leave a Reply